jueves, 18 de febrero de 2010

Entrevista: "Chávez en tres y dos" - Por Jessica Carrillo

Tal Cual 18/02/2010

El presidente Chávez tiene dos opciones: descartar la oferta de venta de electricidad de Colombia y apostar a que su gabinete solucione la crisis energética antes de mayo. O aceptar la propuesta de Colombia y asumir de forma pública que las relaciones entre ambos países no pueden suspenderse más allá de los conflictos políticos entre los mandatarios. Independientemente de la decisión que tome el Ejecutivo Nacional, queda claro que el ofrecimiento de Colombia es una jugada política para exponer al Presidente Chávez, así lo considera el internacionalista Víctor Mijares.

El experto considera que Uribe juega a ofrecerle a Venezuela algo que necesita para reactivar el comercio entre las dos naciones, en donde Colombia obtiene el mayor beneficio.

En un ejercicio de proyección, Mijares señala que el gobierno nacional podría utilizar la crisis eléctrica para postergar los comicios del próximo 26 de septiembre en vista de los resultados de las recientes encuestas. "No debemos olvidar el 2003, la directiva del CNE logró posponer por un año las elecciones y en ese lapso surgieron las misiones y la inyección de capital en las campañas publicitarias", recuerda. Sin embargo, más allá de esta posibilidad, el profesor de la UCV descarta que Venezuela acepte la energía que ofrece Colombia. El ex Embajador de Venezuela en Colombia, Fernando Gerbasi, considera que la propuesta del país vecino, además de ayudar, busca reactivar los canales de comunicación entre ambos países. "Yo esto lo comparo con la anécdota de los años 70 en los que Nixon, presidente de Estados Unidos, inició el diálogo con China luego de un juego de ping pong", indicó Gerbasi. El ex diplomático no ve viable que Venezuela acepte la oferta de Colombia, a pesar del alto costo político que representa, pues esto favorecería principalmente a los estados Táchira y Zulia, cuyos gobiernos pertenecen a la oposición. "El presidente Chávez deberá enfrentar un costo político muy alto ya que la población ve con buenos ojos el ofrecimiento de Colombia, pero aún así no creo que acepte la oferta", indicó.

Por otro lado, el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, duda de la seriedad de la propuesta y la atribuye a una "operación política", para tratar de poner al país "a la defensiva". Rodríguez Araque, en entrevista a Unión Radio, destaca que una oferta seria y consistente no se hace por la prensa. "Se envía un documento al ministerio correspondiente, por parte del ministerio de origen, se dice que tienen tanta electricidad y que se la podemos vender a ustedes... pero no el recurso que se ha utilizado de estar dando declaraciones, además muy vagas, por la prensa, de manera que si hacen alguna oferta seria, concreta, le daremos una respuesta concreta y seria".

Explica que, por ejemplo, "no se dice cuántos megas, ni tampoco el precio por megavatios, ni tampoco la seguridad... la vaguedad consiste en que no hay oferta concreta. En caso de que no hay ofertas concretas qué va a responder uno. Ofertas tenemos de mucha gente, pero sólo cuando se concretan, lo que son las especificaciones de cualquier contrato, es cuando uno toma una decisión".

Ciro Portillo, ex presidente de Energía Eléctrica de Venezuela recordó que la crisis eléctrica de 2002-2003 el país compró a Colombia 150 mw. También recalca que parte del gas que se usa en las termoeléctricas viene del vecino país. "Si se le compra gas, por qué no energía", destaca.