viernes, 3 de septiembre de 2010

Top 5 de la década... grandes comandantes

5) Tommy Franks, EEUU: el conquistador de Irak.
Le tocó ser el comandante de la “colación de los dispuestos” en 2003, completando el trabajo que quiso hacer en 1991 el General Norman Schwarzkopf: tomar Bagdad. Lo estratégica y políticamente cuestionable de la operación “Iraqi Freedom” no opaca completamente lo histórico de la conquista de Irak.

4) Freddy Padilla de León, Colombia: la pesadilla de las Farc.
Su nombre está asociado a las operaciones Jaque, Camaleón y Fénix (las más famosas). El General Padilla fue el brazo militar del programa de “Seguridad Democrática” de Álvaro Uribe, siendo así artífice de la reducción del poder de las Farc en la década que termina.

3) Khalid Sheikh Mohammed, al-Qaeda: el cerebro de los ataques del 11-S.
Uno de los hombres más odiados y temidos en EEUU, este lugarteniente de Osama bin Laden se destaca por el uso de la crueldad en una escala nunca antes registrada por los medios de comunicación masivos y globales. Su indiscutible ingenio sólo se compara con su temeridad, pues la operación que ideó cambió el curso histórico esperado a inicios del siglo XXI.

2) Muqtada al-Sadr, Irak: el comandante-clérigo chií más temido y respetado en el terreno.
Muestra de que el liderazgo es un fenómeno espontáneo e inesperado. Al-Sadr pasó de ser un joven clérigo chií iraquí (posición peligrosa en tiempos de Saddam), a ser el líder espiritual y político más influyente en el Irak ocupado. Proviene de una familia de abolengo chií y actualmente estudia en Irán para convertirse en ayatolá. Su control territorial en zonas del sur de Irak lo convirtieron en una referencia obligada de combate y negociación para las fuerzas ocupantes. Posiblemente sea el hombre que herede el poder en Irak si el frágil experimento democrático-parlamentario fracasa.

1) David Petraeus, EEUU: comandante en Eurasia y el militar más influyente del mundo.
Durante la administración Bush, Petraeus ocupó la posición más importante de comando de los EEUU, el Centcom. El plena administración Obama, y luego del escándalo McCrystal, pasa a comandar la ISAF en Afganistán. Es el artífice de la estrategia del "surge", la que permitió llegar a las elecciones en Irak y disminuir sensiblemente los ataques insurgente en Irak. La revista Times lo ubicó entre los hombres más influyentes y, de una manera muy elegante, es capaz de contradecir a su Comandante en Jefe con respecto al futuro de la OTAN en Afganistán sin recibir amonestación alguna.