martes, 3 de mayo de 2011

Entrevista: "Tras un éxito político militar se espera que el dólar retome fuerza". Por Gleyxis Pastrán

El Mundo Economía y Negocios, 03 de mayo de 2011


Bastó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmara la muerte del ejecutor intelectual del ataque contra las Torres Gemelas, Osama Bin Laden, para que la moneda estadounidense volviera a retomar un ritmo interesante para los mercados internacionales.

Aunque ayer obtuvo la mayor caída a un mínimo de tres años contra las principales monedas referenciales, especialistas en guerras y conflictos bélicos indican que muy probablemente el dólar retomará impulso en los próximos días.

Víctor Mijares, profesor de política internacional de la Universidad Simón Bolívar y especialista en terrorismo, dice que al evaluar los triunfos de la I y II Guerra Mundial, de la Guerra del Golfo y otros conflictos, es evidente cómo el dólar estadounidense reacciona positivamente y toma vuelo en los días siguientes.

"Si bien es cierto que la moneda se fortalece o debilita gracias a la producción de un país, hay otro factor que influye y se refiere al poder militar. En la medida que un Estado tiene la capacidad de llevar estrategias exitosas, se hacen atractivos para otros Estados, para alianzas comerciales e inversiones", explica Mijares.

Agrega el profesor que "el potencial militar es un gran atractivo de los Estados. Hay quienes dicen que el euro es más fuerte, que tiene más solidez, y es posible que tenga una capacidad más fértil, pero el poderío del dólar tiene detrás de sí al ejército tecnológicamente más avanzado del mundo, ante un cataclismo, Estados Unidos tiene el poderío militar para llevar adelante una suerte de estabilidad económica, interesante para sus aliados".

Refiere el especialista sobre terrorismo que en todas las guerras que EEUU ha tenido éxito, se ha revalorizado el dólar, "en donde no pasó fue en la guerra de Vietnam. Aunque no sea determinante, hay que tener en cuenta siempre que el factor político-militar, es clave".

Con la mirada en el norte

Hasta el cierre de la jornada de ayer el dólar no retomó vuelo como se esperaba, y pareciera que la muerte de Bin Laden no ha sido suficiente, dado que las tasas de interés seguían bajas en el país norteamericano.

El euro superó ayer los 1,49 dólares por primera vez desde diciembre de 2009, gracias a las expectativas de un alza de tasas en la Zona Euro, relegando así a un segundo plano la muerte de Osama Bin Laden, que había impulsado brevemente al dólar.

Hacia el final de la jornada el euro valía 1.4824 dólares contra 1.4808 del pasado viernes.

"Hubo un pequeño 'efecto Bin Laden', pero muy rápidamente las noticias económicas retomaron liderazgo", explicó Nordine Naam, de Natixis, a AFP.


Las monedas latinoamericanas también se revalorizaron o se mantuvieron estables. En el caso del real brasileño subió de 1.470 a 1.475 respecto al dólar; el peso mexicano se mantuvo en 11,64.

Los mercados reaccionaron muy levemente sobre la muerte del hombre más buscado por la seguridad nacional estadounidense.

El repunte bursátil duró tres horas, apuntaron las agencias. Los precios de las acciones comenzaron a subir en la mañana pero justo al medio día las ganancias habían desaparecido.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador bursátil de EEUU, acabó con un descenso del 0,02%. Este índice, que agrupa a las 30 mayores empresas cotizadas en el mercado norteamericano, cerró en la primera jornada de la semana 3,18 puntos para acabar en 12.807,36 unidades, reportaron ayer las agencias internacionales.