viernes, 24 de junio de 2011

Runrunes Diploos: Una retirada con consecuencias


Son pocas las críticas, llueven los halagos, Obama es el líder del momento en cuanta red social se revise. No sólo ordenó dar de baja a “Gerónimo”, sino que además, para beneplácito de los liberales y del gran público, ha hecho lo que tanto ofreció: definir un cronograma de salida a la ocupación de Afganistán. Pero no se queda allí, el súper candidato-presidente amplía su discurso demagógico para arropar a los sectores más parroquiales del conservadurismo americano, y para ello apela a una versión suave del aislacionismo, pues, según Obama, ahora los EEUU se van a ocupar más de sí mismos. Esta desesperada búsqueda de aprobación ha hecho que se inicie un plan para revertir el proceso de “oleada”, que llevó al aumento por etapas de las tropas aliadas en suelo afgano, en un esfuerzo por hacer coincidir el calendario estratégico nacional con el calendario electoral.
La progresiva reducción de 33,000 tropas estadounidenses será acompañada por la de las 4,000 francesas, anuncio hecho por Sarkozy inmediatamente después del discurso del presidente americano. La retirada estratégica se ha puesto en marcha, y si bien es difícil poner en duda su necesidad, debemos destacar que los decisores políticos occidentales quieren minimizar ante la opinión pública los potenciales efectos geopolíticos de la política de repliegue. La guerra y posterior ocupación de Afganistán precedió a la que se realizó sobre Irak, en donde la retirada ya está en marcha. Estas dos guerras eran vistan por Teherán como una única operación, pues rodeaba al territorio iraní con casi 300,000 hombres en armas en el momento de mayor intensidad. La salida de los occidentales deja tras de sí frágiles y corruptos gobiernos en Bagdad y Kabul (al punto que los interlocutores en la negociación para brindar gobernabilidad a Afganistán no están en el gabinete del presidente Karzai, sino entre los mandos de la insurgencia talibán), abriendo una ventana de oportunidad para Irán y Rusia en Irak, y para Pakistán, China y Rusia en Afganistán.
En la web.