sábado, 25 de febrero de 2012

Incertidumbre ensombrece panorama electoral venezolano

María Alba Toledo 


Ciudad Guayana.- Inconstitucionalidad y hermetismo son las palabras que dominan el análisis de la abogada constitucionalista, Silvia Contreras y el politólogo Víctor Mijares, quienes estudian las diferentes aristas que sobrevienen con el estado de salud del presidente de la República, Hugo Chávez, ante las venideras elecciones del siete de octubre.
Especialistas dificultan hacer proyecciones del panorama político por la espiral de desinformación que domina la matriz. Aseguran que el problema de plantearse análisis o estrategias a partir de algo como la enfermedad del Gobernante es algo muy difícil por el secreto y misterio con que se ha manejado el tema.
En este caso los detalles solo los manejan una cúpula de la dirección venezolana y cubana, lo que frena las posibilidades de emitir juicios al respecto.
Es por ello, que el letrado en ciencias políticas cree que desde la perspectiva de la oposición -específicamente el comando de campaña- tendrían que plantearse varios escenarios en los cuales se esbocen numerosas posibilidades, como por ejemplo: ¿Qué pasaría si el Presidente fallece?, ¿Si se recupera, pero no tiene la capacidad de llevar a cabo un plan propagandístico?
Mijares explica que esta es una eventualidad que podría explotarse si se usa de manera prudente, haciendo un contraste de un primer mandatario nacional enfermo, con un candidato de oposición, joven, sano, que se ejercita, activo y capaz; sin embargo esta oportunidad ha sido desaprovechada.
¿Algún sucesor?
Ante la posibilidad de que el líder de la revolución bolivariana no pueda continuar en la contienda electoral surge la interrogante de quién podría ser el personaje que sucedería esta posición, el especialista en política sentenció que es “imposible” dar un nombre.
“En el chavismo existen muchas corrientes internas y no sabemos cuál es la más fuerte actualmente... una de las más importantes es la militar, de altos mandos retirados y activos”, apuntó.
Trae además a colación que en un momento dado se habló de Nicolás Maduro como posible sustituto, “pero ahora ni siquiera aparece”. Otro personaje que debería entrar en la palestra por el papel de vice presidente es Elías Jaua, quien también de alguna forma saldría por descarte debido a su candidatura al estado Miranda.
Por su parte, Diosdado Cabello aunque -apoyado por la rama militar-, tal vez sería rechazado por la sociedad civil perteneciente el Partido Socialista Unido Venezuela.
¿Nueva fecha?
Víctor Mijares responde a esta pregunta estableciendo que como otros poderes públicos, el Consejo Nacional Electoral también sigue lineamientos de Chávez, no obstante, hasta los momentos lo que se maneja -comunicado por fuentes oficiales- es que el siete de octubre se llevarán a cabo los comicios presidenciales, pese al estado físico del Ejecutivo nacional.
La notificación de este punto fue dada por el rector del ente en cuestión, Vicente Díaz. En contraste vale destacar que la fecha ya fue adelantada, la época “tradicional” era en el primer o segundo domingo de diciembre. El reajuste “se sospecha” que tiene que ver con la salud del abanderado del PSUV.
“Se dispone octubre como para dar oportunidad a que llegue con algo de salud a las elecciones”. Ahora bien, con todo el velo que hay en cuanto a la vitalidad del Presidente los rectores deberían medir mejor esto, pues podrían venir directrices contrarias desde la magistratura nacional.
Chavismo sin Chávez
La lectura que el analista político da a los recientes discursos del principal gobernante del país, es que cabe el riesgo de una declinación a la candidatura.
“El jefe de Estado ya ha dado a entender que existe la posibilidad de que la revolución no cuente más con él -no ha dicho cuando- pero está tratando de preparar a sus seguidores para un escenario en el cual el chavismo deba mantener su nido, su lucha, sin Chávez”.
Además apunta al hecho de que los mecanismos legales -en tal supuesto-, ya prevén este marco circunstancial, en lo legal está dispuesto en la Constitución y en cuanto al partido, en los estatutos de la tolda roja, “siempre y cuando haya acuerdos”.
¿Cabello desinformado?
Otra evaluación que se debe tomar en cuenta es el rol del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien declaró el lunes -un día antes de aviso oficial- que el Presidente que estaba “en perfecto estado de salud”, cuando la realidad es bastante contraria.
Interpreta que la clara contraposición de afirmaciones fue tan cercana, que se concluye que solo su círculo más cercano sabe a ciencia cierta qué en realidad está pasando con Hugo Chávez.
“Yo dudo que Cabello -un individuo con tan poca credibilidad- se vaya a arriesgar, siendo una figura pública de su nivel, a desprestigiarse de ese modo, por lo tanto yo observo que todo esto tiene que ver con el hermetismo que hay con esa información, que solo la manejan unas pocas personas, estamos hablando de la familia del Presidente, del Gobierno cubano y los misteriosos equipos médicos”.
Estimó que el vice presidente del PSUV solo estaba “tratando” de minimizar el impacto de los rumores y los “run runes” del periodista Nelson Bocaranda.
En cuanto a las posibilidades de victoria con un candidato diferente a Chávez, aceptó que es difuso, se limitó a exponer lo siguiente: el PSUV es un partido claramente financiado por recursos del Estado, la eventual desaparición de su cabecilla los colocaría en una posición inédita.
Apunta a que las fuerzas miliares se perfilan como las fuertes dentro de las líneas partidistas y que el devenir evidenciará la injerencia del mando cubano en Venezuela.
En materia de números y opinión pública, podría hacerse una regresión a junio de 2010, cuando desde La Habana, se diera el comunicado de que el primer mandatario nacional admitió tener cáncer, lo que se tradujo en crecimiento de simpatizantes y admiración, por cómo asumió la enfermedad, sin embargo las encuestadoras demostraron que la intención de votos bajó.
“La gente siente compasión por el Presidente, pero no está dispuesta a apostar por alguien que no está en condiciones”.
Cerró con la premisa de que todo se maneja con incertidumbre, especialmente por el secreto con que se maneja el cuadro clínico del primer mandatario nacional, la certeza de Mijares está en que todo el ambiente político actual corresponde a gobiernos que tienen “muy poca calidad democrática, sin transparencia” y esto es lo que está demostrando Chávez.
Legalidad y Constitución
En el manejo de las leyes y apartados de la Carta magna,la profesora de la Universidad Católica Andrés Bello– Guayana, y abogada constitucionalista, Silvia Contreras, ofreció su introspección en lo que respecta la salida del país del Ejecutivo nacional.
Primeramente explicó que el Artículo 187 de la Constitución establece que es la Asamblea Nacional la responsable de la autorización de la salida del Presidente luego de que la misma exceda cinco días, -que fue lo que ocurrió el jueves-.
Mientras que los tipos de ausencia y sus supuestos están contenidos en los renglones 233, 234 y 235; en estos escritos se desarrollan las particularidades contenidas en estas faltas. Si se toma en cuenta que el viaje es “temporal” es que entra este mecanismo con la suplencia del vice presidente de la República, sin embargo no se dejó formalmente encargado al mismo, por lo que se asume que seguirá gobernando desde otras latitudes, “decisión que está al margen del marco legal”.
Asimismo evidencia que en el apartado consiguiente (234) se transcribe que las faltas no son absolutas sino exceden los 90 días, luego de esto podría extenderse por el mismo período si es admitido por la mayoría de la AN.
En tal caso de que luego de 180 días haya una nueva petición de prórroga, podría entenderse como una falta absoluta, pero debe haber anuencia del Parlamento.
De tratarse de una separación total del territorio nacional, deberían tomarse en cuenta, ¿De qué tipo es?: renuncia, abandono de cargo, muerte, referéndum revocatorio, incapacidad física o mental. Si se tratase de alguna de las dos últimas, debe ser devengado de un informe con un procedimiento que convenga el Tribunal Supremo de Justicia y el ente legislador.
Con esta conjetura también entraría en vigor el Artículo 233, pues si se trata de una ausencia en los dos últimos años del período presidencial, quien debe hacer la suplencia es el vice presidente, hasta que se convoque a elecciones.
Del otro lado de la balanza está el hecho que los Diputados actúen de forma contraria a la Carta magna, estaríamos en una situación llena de incertidumbres y mayor aún cuando se toma en cuenta la realidad actual, que “no hay independencia de los Poderes Públicos, sino que están subyugados al capricho de Hugo Chávez, trae como consecuencia que la legalidad se vea menoscabada”.
Esta “irregularidad” va de la mano con la falta de claridad en cuanto al diagnóstico del primer magistrado del país. “Nosotros como venezolanos debemos saber qué está pasando con la salud del Presidente, sino los rumores afectan en el ámbito económico y social”.
Además agregó que debería haber un equipo médico multidisciplinario que evalúe el estado de Frías para que así se puedan hacer juicios concretos para saber si efectivamente está capacitado o no de seguir su gestión.
Lamentablemente en la actualidad todo se maneja “al son de lo que diga el Presidente, lo que pone en duda que él admita que no puede gobernar sea, cual sea su pronóstico. Como ejemplo tenemos el caso de Cuba”, con un líder que toma las resoluciones más importante de su país, aún cuando es su hermano quien lo suple. ¿Seguirá Venezuela los mismos lineamientos?
Nulidad parlamentaria
De acuerdo al Artículo 7. La Constitución es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución. “Todo acto contrario, es nulo”. Por tal motivo pudiera derogarse o invalidarse decretos presidenciales firmados en el exterior y decisiones de la AN.