viernes, 18 de mayo de 2012

Runrunes Diploos: ¿Por qué una nueva cumbre de la OTAN?


La reunión de alto nivel de la mayor alianza militar del planeta se llevará a cabo en Chicago entre los días 20 y 21 de mayo, siendo la primera reunión desde aquella en Lisboa en noviembre de 2010 que concluyó el nuevo concepto estratégico de la OTAN, una renovación en la doctrina del uso de la fuerza por parte de Occidente que se puso en práctica en Libia pocos meses después.

Las cumbres dela OTAN no tienen fecha programada, surgen como iniciativa concertada de sus miembros más poderosos para atender coyunturas de seguridad internacional. Lo interesante es que pueden servir de indicador de estabilidad mundial cuando se grafica su frecuencia por década, como lo hacemos en la tabla siguiente:





La frecuencia creciente puede ser un efecto natural de la expansión de la alianza, pero también debemos tomar en cuenta el crecimiento de polos de poder regional, la reducción relativa de la influencia de Occidente y la proliferación de conflictos no convencionales. En una frase: la frecuencia creciente de las cumbres dela OTANson producto de la multipolaridad.

Esta cumbre, la de Chicago, tiene varias particularidades: será la mayor de todas, con más de 60 invitados dentro y fuera de la alianza; será la primera desde la llamada “primavera árabe” y desde la puesta en vigencia del concepto estratégico; contará con la presencia del presidente Zardari de Pakistán en momentos en los que las relaciones entre Islamabad y Washington, así como con el resto dela OTAN, pasan por su peor momento luego de la operación Gerónimo (muerte de Bin Laden) y la desastrosa operación fronteriza en los límites con Afganistán que terminó con la vida de 24 pakistaníes; pero además, uno de los principales invitados, Vladimir Putin,rechazó la invitación del secretario Rasmussen, no sin antes haber declarado quela OTANera “un atavismo dela Guerra Fría”.

La cumbre tiene el propósito de revisar si el alcance global que pretende tenerla OTANes viable en un mundo multipolar en el que las capacidades de potencias no occidentales crecen más rápidamente que las de los poderes tradicionales.
Pero además, y siempre en el marco de la variabilidad e instabilidad multipolar, tratar de lograr dar los primeros pasos de evolución de la alianza hacia una confederación de seguridad colectiva que integre a la mayor cantidad de miembros alrededor del mundo. El objetivo parece difícil de conseguir sin la participación activa de poderes como Rusia o China, que ya cuentan con su propia alianza que integra a países centroasiáticos (la Organizaciónparala Cooperaciónde Shanghái). La posibilidad que se le presenta ala OTANes reducir su sobre-expansión estratégica atrayendo a otros poderes regionales como Australia, Japón, India y Brasil, por ejemplo, en una confederación de democracias que combinen aspectos de la seguridad colectiva y la defensa colectiva.

Nada garantiza que la OTAN pueda dar el paso y construir dicha comunidad de seguridad, pero le damos el beneficio de la duda por haber mantenido su vigencia durante más de dos décadas, a pesar de fin dela Guerra Fría, demostrando una destacable capacidad de evolución adaptativa.