lunes, 13 de mayo de 2013

In Memoriam: Kenneth N. Waltz

Lo último que leí de Waltz fue su artículo para Foreign Affairs (julio/agosto 2012): "Why Iran Should Get the Bomb", y lo califiqué en las redes sociales como "realismo chocho". De un modo más formal cuestioné sus puntos de vista con respecto a la proliferación nuclear en mi trabajo para Politeia (N° 42 2009) "El debate acerca de la incidencia de la multipolaridad sobre la seguridad internacional".Pensaba como lo que era, un economista dedicado al tema internacional, y aplicaba criterios ultrarracionales de conformidad con su condición, muchas veces tratando de darle un orden lógico a una realidad que no lo soportaba. No obstante, desde 2007 y hasta 2011, mientras fui profesor de "Política Internacional" en la especialización en Derecho y Política Internacionales de la UCV, experimenté con nueva bibliografía y temas cada año, pero la primera lectura siempre fue su "Teoría de la Política Intenacional". En mi curso sobre "Seguridad Internacional" en la UCV y la USB fui incorporando partes de su libro "El hombre, el estado y la guerra" (pieza fundamental para todo aquel que quiera incursionar en los estudios estratégicos y de seguridad). Siempre ha sido ineviltable. Waltz fue lo que él mismo dijo, el Billy the Kid de las relaciones internacionales, y para hacerse famoso uno sólo tenía que matar a Billy the Kid, por eso todos disparamos. Hoy murió, y todos los que fuimos educados leyéndolo, criticándolo y admirándolo, lo sentimos.